El ante, también conocido como nubuck, es un material de aspecto elegante y textura cálida, muy habitual en la confección de calzado. Suele gustar por la estética y la protección que ofrece. Es suave, fino y dúctil, lo que facilita que se adapte muy rápidamente a la forma del pie resultando agradable.

En cuanto a su uso, por lo general se vincula a ocasiones informales, pero es innegable que cada vez existen menos barreras en el mundo de la moda, de modo que un calzado de ante, ya sean stilettos, zapatos planos, sandalias, botines, botas, etc., siempre será apto.

 En MAS34 utilizamos el ante como uno de los materiales estrella en la confección de muchos de nuestros modelos de zapatos. Obviamente, siempre de primera calidad y con un acabado artesanal –made in Spain- excelente. Diseños de ante que enamoran.

En comparación con otros materiales como la piel curtida o el charol, el ante es extremadamente delicado y requiere ciertos cuidados que deben seguirse con el fin de que perdure impoluto el mayor tiempo posible. Ten en cuenta que tratar el ante es indispensable pero arriesgado; es importante conocer algunas particularidades de este tipo de piel.

Cómo limpiar zapatos de ante

Modelo: Stiletto Berta ante visón 

Modelo: Stiletto Berta ante rojo

¿Cómo proteger tus zapatos de ante MAS34?

Lo primero que debes hacer es impermeabilizarlos con un vaporizador para evitar posibles manchas y protegerlos de la intemperie. Es sencillo encontrar productos para limpiar zapatos de ante. Puedes comprar un espray de este tipo en cualquier tienda específica de reparación de calzado e incluso en hipermercados y grandes superficies. Sobre todo, cuando lo apliques, rocía a la distancia que determine el fabricante del producto, generalmente son entre veinticinco y treinta centímetros. Para completar el proceso, frota los zapatos suavemente con un cepillo de cerdas. De esta forma te resultará mucho más sencillo restaurar los zapatos de ante. Todo esto es apto para cualquier tipo de zapato: limpiar botas de antes, limpiar stilettos de ante o limpiar sandalias de ante.

No descuides que la vaporización ha de llevarse a cabo periódicamente pero tampoco hay que abusar: una vez al mes como máximo.

Siempre debes cepillar la superficie en el mismo sentido que el pelo del zapato.

En el caso de que se manche con barro o bien césped, es mejor esperar a que se seque, ya que de lo contrarío, lo único que harás es esparcirlo todavía más.

Cómo limpiar botas de ante

Modelo: Bota antelina Paula XXL

Modelo: bota Macarena ante marrón

 ¿Cómo eliminar las manchas de tus zapatos de ante MAS34?

El ante es un material que se ensucia con facilidad pero, al contrario de lo que se acostumbra a pensar, es fácil de limpiar. Simplemente se trata de frotar con un paño humedecido con agua y un poco de jabón neutro o aún mejor: champú especial. Una vez disuelta la mancha, hay que aclarar el ante; utiliza un cepillo de cerdas suaves y “peina” el ante siempre en la misma dirección. En el caso de que no dispongas de un cepillo de estas características, puedes emplear un cepillo de dientes viejo.

En el caso de que, desafortunadamente, las machas sean más resistentes y no se vayan de esta manera, es aconsejable probar con amoniaco. Diluye tres o cuatro gotas en un recipiente con agua, moja el cepillo, escúrrelo, y “peina” el ante de nuevo. Déjalo reposar un día y comprueba si la mancha persiste, lo más probable es que no quede rastro de ella.

Trucos:

– En algunos casos, cuando son marcas sutiles y superficiales, se pueden probar de hacer desaparecer con una goma de borrar de nata.

– Otra forma que, a veces, funciona exitosamente es untar los zapatos con polvos de talco. Hay que dejarlo actuar más o menos doce horas y eliminar los restos de polvo con un trapo limpio y seco.

Cómo limpiar sandalias de ante

Modelo  Sandalia Adriana ante rojo

Modelo Sandalia Adriana ante visón 

 Consejos:

– No olvides la norma número uno: nunca uses calzado de ante los días lluviosos, pues el agua y el ante son enemigos irreconciliables.

– No lavar zapatos de ante en la lavadora

– Recuerda que el cuidado debe ser regular si quieres presumir de zapatos de ante en buen estado. Como suele ocurrir, la constancia es la que avala buenos resultados.

– Procura no usar cepillos con cerdas metálicas. Aunque son para ante, pueden dañarlo, dejando marcas, depende del tipo de ante del que se trate. Es mejor que uses cepillos con cerdas suaves. Como se dice: más vale prevenir que curar.

¡Esperamos que, de ahora en adelante, no andes con la excusa de que no sabes cómo tratar tus zapatos de ante MAS34 y los luzcas como se merecen!

Share this post

Otros post

Deja un comentario